ongvacaciones, Autor en Vacaciones Solidarias - Página 2 de 4
Libro algún día escribiré sobre África
15
Jul

Algún día escribiré sobre África de Binyavanga Wainaina

Algún día escribiré sobre África es el título del libro que  ha venido en la mochila durante mis cinco semanas en Kenia, compañero en los ratos de relax y una buena forma de conocer de la mano del escritor y periodista keniano Binyavanga Wainaina, a esa clase media que existe en el país pero que tan poca representación tiene en la literatura y en los medios de comunicación.

Entre los occidentales hay quienes sólo ven hambre, enfermedad y conflicto mientras que para otros el país sólo son sus animales, puestas de sol y bucólicos paisajes, dos extremos que quedan lejos de la autobiografía de Wainaina. Un libro en el que hace un recorrido por su vida y por un país para alcanzar un retrato cercano, una imagen con luces y sombras, ya que como afirma el propio autor en una entrevista para Kweli TV, debió aprender a ser honesto para mostrarse tal y como es, para mostrar esa lucha del ser humano por encajar en el mundo y ser capaz de encontrar su lugar en él.

 

¿Cómo surge este libro? Revista Granta

El origen de Algún día escribiré sobre África es una carta al director enviada por Wainaina a la revista Granta, una crítica ácida e irónica de cómo los occidentales escribían de África. Una carta que te recomiendo que dediques unos minutos a leer porque no tiene desperdicio, es un zas detrás de otro… Carta de Wainaina a la revista Granta Hay grandes reflexiones, algunas de las frases con las que me quedo:

  • “Entre sus personajes no puede faltar la Africana Hambrienta, que vagabundea casi totalmente desnuda por los campos de refugiados esperando la ayuda de Occidente. Sus hijos tienen moscas sobre los párpados y sus estómagos están hinchados de tanto no comer. Debe lucir totalmente indefensa.”
  • “Cualquier blanco bronceado vistiendo algo de color caqui que alguna vez tuvo un antílope como mascota o granja, eso es un conservacionista; es decir, alguien que preserva el rico patrimonio africano.”
  • “Sus lectores se desilusionarán si usted no menciona la luz de África. Ah, y las puestas de sol. Las puestas de sol en África son obligatorias. Siempre son grandes y rojas. Siempre hay un cielo inmenso. Los paisajes imponentes y esas cosas son importantísimos.”

Algún día escribiré sobre… LamuIMG_1685

Sí, Wainaina también escribió sobre Lamu. De la página 302 a la 307 el autor habla de una visita que hace a la isla de la que dice está demasiado lejos de la Kenia propiamente dicha: sus calles, su gente y su suajili antiguo y profundo que incluso llega a incomodarlo porque lo diferencian del resto.

La editorial Sexto Piso permite descargar las primeras páginas de este libro, así que si quieres una pincelada para ver si te animas, puedes descargarlo aquí. Puedes seguir a Binyavanga Wainaina en Twitter y si quieres saber más sobre el autor te recomiendo este artículo en el que nos habla de un capítulo de su libro que nunca vio la luz: Mamá soy gay.

Si quieres seguir leyendo sobre África puedes hacerlo con Océano África de Xavier Aldekoa ¡Buena lectura!

Mira, huele, saborea, toca… Disfruta cada instante y recuerda que a partir de ahora serás nuestros ojos, nuestra nariz, nuestra boca, nuestras manos… Retenlo todo y háznoslo llegar como tan bien tú sabes… Algún día escribirás sobre África.

Es la dedicatoria que traía este libro. Sólo puedo decir, gracias 😉

Clases de inglés a las mujeres de Afrikable - Voluntariado Kenia
13
Jul

Talleres con las mujeres de Afrikable ¡Un poco de inglés!

Mariam, Ralia, Fatuma Hassan, Rukiya, Fatuma Hirbae, Esha Ali… ¡Todas presente! Pues ale, podemos comenzar las clases de inglés. Cada martes y jueves por la mañana era el turno de las clases de inglés con las mujeres de Afrikable, una forma de estimular su capacidad de aprendizaje además de una motivación por continuar creciendo y facilitar la comunicación dentro del proyecto. ¿Qué cómo nos entendíamos? Con el apoyo de Madame Fatuma que les había impartido con anterioridad clases de inglés y quien se encargaba de añadir las aclaraciones necesarias. Asante sana Madame Fatuma! Madame es como llaman los alumnos a las profes 😛

¿Por dónde empezamos? Diciendo alto y claro: ABLE (posible)

Diferentes niveles y muchas ganas de aprender, así que comenzamos por lo básico para que las mujeres con menor nivel pudieran aprenderlo y el resto repasarlo. Saludos, presentaciones, la fonética de las vocales, verbo to be y verbo to have, preguntas básicas, vocabulario de clase, los números, los colores, la familia, materiales y herramientas de trabajo… Estos son algunos de los temas que estuvimos explicando, escribiendo y compartiendo. Una base de lo que había de fondo que era: ganas de aprender y bastante vergüenza por parte de algunas de las mujeres a la hora de expresarse, por lo que este tipo de talleres son una buena herramienta para acabar con ciertos frenos que ellas mismas marcan como fruto de cuestiones culturales.

La formación como empoderamiento de la mujer africana

Talleres con las mujeres de Afrikable - Voluntariado Kenia

English Lesson, turno del vocabulario de clase.

La formación no sólo da como resultado la adquisición de ciertos conocimientos o habilidades, sino que es motor para seguir creciendo y avanzando. Si quieres profundizar más sobre el empoderamiento de la mujer te recomiendo que le eches un vistazo a este post que he escrito como colaboración para el blog de Afrikable: África es nombre de mujer, su empoderamiento la prosperidad de un continente, una pincelada del papel de estas mujeres luchadoras, extraída del informe de ONU Mujeres: El Progreso de las Mujeres en el Mundo 2015-2016.

Mi experiencia: ganas de que sea martes y de que llegue pronto el jueves

Pues eso, ganas de martes y jueves que eran los días que participaba en los talleres y es que cuando se acercaba la hora tocaba preparar las mesas, sillas, pizarra… y entonces empezaban de fondo los: good morning madame! Reparto de cuadernos and go on! Entre explicaciones y repeticiones también hemos tenido risas y preguntas porque a ellas les encanta saber de ti y es que en eso se basa, en aprender y que ELLAS ya sea en inglés, orma o swahili… tengan voz y sean escuchadas.

Recreos en Afrikable - Voluntariado Kenia
8
Jul

Apoyo en una escuela infantil – Voluntariado Kenia

Un día cualquiera en Lamu, no es un día cualquiera…

Siete de la mañana, suena el despertador, ya es hora de comenzar el día. Galletas y café, ropa cómoda, protección solar y rumbo a la shamba. La casa en la que me alojo está en Lamu Town y el proyecto está a unos veinte minutos a pie por caminos de arena. La ida no está mal porque aunque el calor aprieta no es tanto como a la vuelta, que cruzar El Sahara, una zona preciosa pero en la que no hay ni una sola sombra, tiene su mérito 😛

Profesora_Escuela_Afrikable

Joyce con su pequeña Keisha

 

Dirección a la shamba lo mejor es ir encontrándose a los pequeños por el camino. Muchas caritas de sueño pero siempre con una sonrisa. La escuela comienza sobre las nueve, digo sobre las nueve porque hay un horario aproximado pero realmente quien marca la hora de entrada, salida y el recreo son las profesoras, Joyce y Grace.

Hay dos clases divididas según las edades de los niños, Joyce imparte clase a los más pequeños y Grace a los que el próximo año irán a la escuela primaria. Yo estaba con los pequeños, unas máquinas de romper puntas a los lápices ¡Ampollas en los dedos de tanto sacapuntas! 😛 Las clases se imparten en inglés y swahili, se suelen utilizar canciones que los pequeños se saben al dedillo, láminas que cuelgan de la pared y mucho tena, tena… Que es nuestro ¡repetimos!

¿En qué consiste el apoyo en la escuela infantil?

Escuela_Afrikable_Voluntariado_Kenia

Corrigiendo, mzuri!!

Pues en organizar y repartir el material diariamente, una vez que Joyce les entrega los cuadernos con los deberes ayudar a aquellos que les cuesta más trabajo y cuando acaban corregir los ejercicios junto a la profe. Siempre me gusta quedarme con una imagen especial y en este caso es con la cara de Salim cuando tras guiarle el camino vio el avance en sus deberes y se dio cuenta de lo que es capaz. Durante mi primera semana en Lamu escribí un post para el blog de Afrikable en el que cuento más cositas de mis primeros días en la isla y de las ganas de aprender de este campeón, Salim.

En la hora del recreo he tenido de todo. Un día déjate hacer trenzas, otro día tiros a portería, el siguiente círculo, canción, corre… Pues eso, pilas bien cargadas porque hace falta energía y los jueves un recreo muy fresquito en Coconut Beach ¡A la playa!

 

También he participado en los talleres con las mujeres impartiendo clases de inglés, te lo cuento en el siguiente post y mientras en un intento por aprender los animales vamos a dar un salto a Lamu con sus voces y sus risas. Badaae!!

6
Jul

Vamos a la playa: recreos pasados por agua en Coconut Beach

Vamos a la playa: recreos pasados por agua en Coconut Beach

Aquí va un post de esos que hacen teclear a toda velocidad con una sonrisa en la boca. De los que no hace falta plantear su contenido con antelación porque nacen solos. De esos que cuando acabas de escribir piensas: no está mal pero las palabras se quedan cortas. “La memoria es el único paraíso del que no podemos ser expulsados”, mantenía Johann Paul Friedrich Richter, escritor y humorista alemán, así que acomódate que nos vamos al paraíso de la memoria con momentos muy especiales vividos durante mi voluntariado en Kenia ¿Me acompañas? 😉

 

 

TUENDE BEACH!!

Bañadores, flotadores y manguitos ¡Puesta a punto!

Bañadores, flotadores y manguitos ¡Puesta a punto!

¡Vamos que nos vamos a la playa! Cada jueves los recreos de los niños de Afrikable son un poco más fresquitos porque toca excursión a Coconut Beach, una playa que se encuentra a unos 10 minutos del proyecto. 10 minutos convertibles en 15 ó 20 dependiendo de si los más pequeños que aún están en la guardería, también se apuntan. Con ellos el haraka haraka (¡rápido!) se termina convirtiendo en un ven para acá que te coja… Carreras y risas camino a la playa y mochilas amarillas que llevan los más mayores con los bañadores, manguitos y flotadores para todo el equipo. ¡Ale, que ya hemos llegado a la playa! Toca el momento de repartir los bañadores para ponernos bien guapos y de dejarte medio pulmón inflando manguitos y flotadores… 😛

COCONUT BEACH LAMU

¡Al agua!

¡Al agua! ¡Qué fresquito!

Coconut Beach es la playa a la que suelen ir los fines de semana los locales aunque los jueves no suele haber mucha gente. Es una playa que cubre poco pero hay que tener cuidado porque los pequeños no saben nadar así que hay que estar muy atento para que no se despisten y se vayan para dentro. Joyce y Grace, las profes, aunque no saben nadar también están por allí controlando y poniendo orden. Esto es algo bastante preocupante, ya que la mayor parte de las mujeres de Lamu no saben nadar y teniendo en cuenta que viven en una isla y que para desplazarse utilizan el barco, cualquier pequeño incidente puede acabar muy mal.

 

Después de unos cuantos intentos de ¡mira que floto!, ¡cógeme!, ¡izquierda, derecha!, ¡dale a las piernas!, ¡tírame!… Llega el momento de secarnos, vestirnos y de regreso a la shamba que con tanta agua ya es hora de shakula (comida). Si me quedara con una imagen de estas escapadas a la playa sería con ese momento en el que todas las cabezas se descubren y los velos caen al suelo. Tod@s iguales.

¿Quieres ver más fotografías? ¡Allá vamos Coconut Beach! 

Puerta de Anidan - ONG infancia Lamu
29
Jun

Anidan: hogar en el presente, ventana de oportunidades del futuro

Anidan: hogar en el presente, ventana de oportunidades del futuro

Si hablamos de Lamu es inevitable detenernos en la ONG Anidan, ya que desde que en el año 2002 su fundador, el madrileño Rafael Selas, arrancó este proyecto, la ONG se ha convertido en un referente de ayuda a la infancia en la isla. Durante mi estancia en Lamu tuve la gran suerte de visitar las instalaciones y conocer el proyecto más de cerca de la mano de la cooperante española Ana Acebo ¡Muchas gracias Ana por esas estupendas explicaciones, sin duda reflejo de motivación y entrega!

Entrar en Anidan es entrar en una burbuja de oportunidades y protección a los más pequeños, una realidad que se refleja en la evolución y día a día del proyecto al mismo tiempo que pude respirarlo con tan solo acceder a sus instalaciones. La ONG funciona como casa de acogida de 240 niños huérfanos o cuyas madres son viudas y no pueden hacer frente a su crianza. A estos pequeños se les ofrece una asistencia integral que engloba alimentación, educación y atención sanitaria.

Hospital pediátrico de la Fundación Pablo Horstmann

Abdalla Clinical Officer Hospital

Abdalla, Clinical Officer – Foto de Anidan

Anidan se encarga de la administración y supervisión local del hospital de la Fundación Pablo Horstmann, que a su vez es responsable de la gestión médica y financiera del centro. Este hospital pediátrico atiende anualmente a 14.000 niños entre los que se tratan casos de malnutrición crónica, en 2014 se dio cobertura a 1027 casos.

La Fundación Pablo Horstmann es dirigida por Ana Sendagorta quien en este vídeo –Sólo por uno– comparte los motivos que le llevaron a crear la fundación y la labor que se lleva a cabo en Lamu, poco más de cinco minutos de un vídeo que emociona y merece la pena ver.

El hospital cuenta con voluntarios españoles, personal sanitario que trabaja codo con codo con médicos kenianos, tendiéndose así a un modelo de cooperación al desarrollo basado en la capacitación de la comunidad local, patrón que se traslada a todas las áreas de trabajo de la ONG.

Casa de acogida, atención integral

Jefa de estudio de Anidan

Warda Abdallah, jefa de estudio – Foto de Anidan

Visitar Anidan es visitar un hogar ¿Te apetece recorrer sus instalaciones? ¡Vamos allá! La ONG da de comer diariamente a 240 niños por lo que no podía faltar un amplio comedor en el que ajustar cuentas con la chakula. Cocina a mano derecha y aula de informática a la izquierda, en esta sala se imparten clases por las tardes para que los niños se familiaricen y trabajen con las nuevas tecnologías. El recorrido nos conduce a la escuela donde los pequeños sentados en el suelo escuchan hipnotizados las historias de Warda Abdallah, jefa de estudio de la escuela y que trabaja para Anidan desde su creación hace 12 años.

Continuamos con las zonas de descanso, habitaciones con literas, mosquiteras y armarios, perfectamente organizadas y con un ambiente acogedor en el que sí que se puede decir: lala salama y en el que cada noche duermen 110 niños. En cada bloque de habitaciones los pequeños están acompañados de una matrona que se encarga de atenderles durante la noche y teniendo en cuenta que son niños, poner orden.

Cruzamos las pistas de baloncesto donde unos chicos botan el balón, uno, dos… ¡canasta! Y llegamos al aula de arte y artesanía, un espacio en el que despertar la creatividad de los niños y que está organizado y dirigido por la fotógrafa inglesa Corrie Wingate.

Aula de arte y artesanía de Anidan

Aula de arte y artesanía de Anidan

 

ahima, ganadora del 2015 Mask Pria, Kenia

Fahima, la artista – Foto de Corrie Wingate

Los pequeños trabajan diferentes materiales y hacen auténticas maravillas, tal es el nivel que el Premio Mask Price 2015 se lo ha llevado Fahima, a quien tuve la suerte de conocer el día que regresaba de Nairobi de recoger su premio ¡Enhorabuena artista!

Educación en Anidan

Anidan tiene una guardería y clases de prescolar, mientras que la formación primaria y secundaria la reciben en colegios externos cercanos a las instalaciones. Cuando los chicos regresan cuentan con clases de apoyo académico y emocional que les orienta y ayuda en sus estudios. Anidan también ha desarrollado un programa de becas para estudios universitarios y escuelas profesionales en el que este año participan 18 estudiantes.

Clases de refuerzo en Anidan

Clases de refuerzo – Foto de Anidan

 

Microcréditos destinados a mujeres

Mariamu en su puesto de verduras. proyecto microcréditos para mujeres de Anidan

Mariamu en su puesto de verduras – Foto de Anidan

Este programa nace en 2011 y tiene como objetivo fomentar la economía de la comunidad de la isla de Lamu a través de microcréditos destinados a mujeres. En la última etapa de este proyecto se han concedido 285 microcréditos a mujeres en situación de pobreza y un ejemplo de ello es el caso de Maruamo que participa en el proyecto desde hace dos años y tiene un puesto de verduras y frutas en la calle principal de Lamu del que actualmente obtiene beneficios para poder sacar adelante a su familia.

Los orígenes de Anidan

Si quieres conocer más sobre Arafati, como es conocido en Lamu Rafael Selas fundador de Anidan, y los comienzos de la ONG, te recomiendo que le dediques unos minutos a leer esta entrevista o para los que prefieran escuchar, aquí va una entrevista en Radio5.

Con cada niño nace toda la humanidad – Jacinto Benavente

Visita a Anidan - Mayo 2015

Visita a Anidan – Mayo 2015