Conoce mi viaje solidario - Vacaciones Solidarias
6
Jul

Vamos a la playa: recreos pasados por agua en Coconut Beach

Vamos a la playa: recreos pasados por agua en Coconut Beach

Aquí va un post de esos que hacen teclear a toda velocidad con una sonrisa en la boca. De los que no hace falta plantear su contenido con antelación porque nacen solos. De esos que cuando acabas de escribir piensas: no está mal pero las palabras se quedan cortas. “La memoria es el único paraíso del que no podemos ser expulsados”, mantenía Johann Paul Friedrich Richter, escritor y humorista alemán, así que acomódate que nos vamos al paraíso de la memoria con momentos muy especiales vividos durante mi voluntariado en Kenia ¿Me acompañas? 😉

 

 

TUENDE BEACH!!

Bañadores, flotadores y manguitos ¡Puesta a punto!

Bañadores, flotadores y manguitos ¡Puesta a punto!

¡Vamos que nos vamos a la playa! Cada jueves los recreos de los niños de Afrikable son un poco más fresquitos porque toca excursión a Coconut Beach, una playa que se encuentra a unos 10 minutos del proyecto. 10 minutos convertibles en 15 ó 20 dependiendo de si los más pequeños que aún están en la guardería, también se apuntan. Con ellos el haraka haraka (¡rápido!) se termina convirtiendo en un ven para acá que te coja… Carreras y risas camino a la playa y mochilas amarillas que llevan los más mayores con los bañadores, manguitos y flotadores para todo el equipo. ¡Ale, que ya hemos llegado a la playa! Toca el momento de repartir los bañadores para ponernos bien guapos y de dejarte medio pulmón inflando manguitos y flotadores… 😛

COCONUT BEACH LAMU

¡Al agua!

¡Al agua! ¡Qué fresquito!

Coconut Beach es la playa a la que suelen ir los fines de semana los locales aunque los jueves no suele haber mucha gente. Es una playa que cubre poco pero hay que tener cuidado porque los pequeños no saben nadar así que hay que estar muy atento para que no se despisten y se vayan para dentro. Joyce y Grace, las profes, aunque no saben nadar también están por allí controlando y poniendo orden. Esto es algo bastante preocupante, ya que la mayor parte de las mujeres de Lamu no saben nadar y teniendo en cuenta que viven en una isla y que para desplazarse utilizan el barco, cualquier pequeño incidente puede acabar muy mal.

 

Después de unos cuantos intentos de ¡mira que floto!, ¡cógeme!, ¡izquierda, derecha!, ¡dale a las piernas!, ¡tírame!… Llega el momento de secarnos, vestirnos y de regreso a la shamba que con tanta agua ya es hora de shakula (comida). Si me quedara con una imagen de estas escapadas a la playa sería con ese momento en el que todas las cabezas se descubren y los velos caen al suelo. Tod@s iguales.

¿Quieres ver más fotografías? ¡Allá vamos Coconut Beach!